Spits: Cuida tus ojos

Como medida de precaución, es muy interesante ponerse unas gafas de trabajo que protejan los ojos mientras colocamos un spit. Sobre todo al principio (cuando saltan afiladas y diminutas lascas de piedra) y al final (cuando soplamos para desalojar de polvo el agujero).

Unas gafas cuestan dos euros, pero tus ojos no tienen precio.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada